Imprimir

Programa de lucha internacional del movimiento combativo de los obreros automotrices en la crisis económica mundial

el .

El 6° Consejo Internacional de los Obreros Automotrices tuvo lugar del 15 al 18 de octubre de 2009 en Hannover (Alemania). 450 participantes de 16 países y obreros y obreras de más de 70 lugares de producción de la industria automotriz así como familiares y compañeros/as de otras ramas hemos deliberado sobre cómo podemos enfrentar las nuevas exigencias para la lucha de los obreros automotrices en la crisis económica mundial y en vista de la crisis global del medio ambiente.

Hasta ahora de hecho estamos confrontados aún con lo que podríamos llamar el precursor de una amplia reorganización de la industria automotriz mundial. Actualmente a nivel mundial hay capacidades de producción de 94 milliones de autos y la venta del año 2009 se cifra en 55 milliones de autos. Según el punto de vista capitalista se trata de sobrecapacidades, que deben ser "reducidas" en una batalla de aniquilación mutua de los consorcios echando las cargas sobre las espaldas de cientos de miles de obreros y de sus familias. Así el enorme crecimiento de la productividad sólo sirve a las máximas ganancias y a la lucha por las cuotas en el mercado mundial, en vez de servir a los obreros. Pero somos nosotros que han creado esta productividad mediante nuestro trabajo. Sólo se necesitaría una muy pequeña parte de los valores destruidos durante la crisis para eliminar el hambre y la pobreza en el mundo, reestructurar la producción sobre la base de energía renovable y crear un nuevo sistema de transportes públicos e individuales favorecedor al medio ambiente.

En algunos países dependientes y opromidos y en Europa del Este las cargas de la crisis fueron volcadas inmediatamente a la masa de la población cerrando empresas y rebajando los sueldos. En los países de Europa del Oeste y parcialmente también en los Estados Unidos, las consecuencias de la crisis fueron amortiguadas temporalmente mediante medidas como la jornada reducida, el prima por desguace de Merkel, etc., a costa de los presupuestos estatales, con el fin de prevenir protestas, la resistencia o incluso la unidad obrera internacional en las grandes empresas principales y centros de los monopolios automotrices. De tal manera se pagaron subvenciones de más de 100 mil milliones de dólares a nivel mundial sólo a los consorcios automotrices.

Bajo la consigna de querer salir como "ganador de la crisis", la intención de casi todos los consorcios automotrices es empujar a los obreros a una competencia mutua más aguda y desmantelar así los derechos y las conquistas sociales logradas mediante luchas durante varias décadas.

Frente a este desarrollo a saltos, también nosotros tenemos que hacer un gran salto adelante respecto al nivel del desarrollo y de la coordinación de nuestra solidaridad y nuestras luchas.

Es como lo formuló un participante ruso: cada salto hacia adelante debe ir precedido de una profunda transformación en las mentes y en los corazones. Nosotros nos hemos dado cuenta de que en todos los lugares tenemos que hacer exitosamente frente a desafíos similares:

·        Quieren sembrar la división entre los obreros de los diferentes lugares de producción a nivel nacional e internacional cuando los usan a los unos contra los otros. Esta división sólo es un método para debilitar nuestra unidad y chantajearnos para que nos resignemos. Un compañero nos contó: "¡En Zaragoza nos dijeron que los obreros de Eisenach nos quitan los puestos de trabajo; ayer hablé con los compañeros de Eisenach – y ellos no me dieron esa impresión!" Al mismo tiempo el desempleo de los unos agudiza la explotación de los otros. Parece ser incomprensible: ¡en España despiden a la gente - y en Alemania trabajan turnos extras! El capital está internacionalizado y los obreros tenemos que actuar internacionalmente, para que todo lo que pasa en el mundo encuentre también una respuesta global – así lo dijo un participante.

·        Para imponer su objetivos, los capitalistas intentan dividir a las diferentes partes de los obreros: el personal de plantilla contra los obreros de alquiler, los trabajadores que tienen trasfondo de inmigración contra los obreros nativos del país, los jóvenes contra los viejos, los trabajadores con contratos limitados y los trabjadores de subempresas. ¡Pero nosotros entrevemos cada vez mejor esas maniobras, que a menudo son complejas! ¡Juntos somos fuertes!

·        En su ofensiva de explotación socavan nuestros derechos, atacan a nuestra salud, disminuyen los salarios y extienden la jornada laboral y la carga laboral – a lo peor .para los trabajadores subcontratados. El trabajo subcontratado es el peor trabajo esclavista! Pero crece la conciencia que el trabajo subcontratado es solamente el inicio para atacar a las conquistas de todos los obreros. Crece la unidad de los trabajadores subcontratados y contratados! Decimos ¡No al trabajo subcontratado!

·        De muchos países nos enteramos de que agudizan y amplian los métodos de la represión abierta, opresión política hasta asesinatos de representantes líderes del movimiento obrero y el empleo de los fascistas y racistas para ejercer el terror contra obreros combativos y socialistas. Primero se trata de hacer frente de manera exitosa a esta intimidación y organizar la solidaridad internacional. Pero también hay métodos más sutiles como el mobbing, las intrigas y el anticomunismo que se convierten cada vez más en un método de la lucha de clases por parte de los capitalistas. La intención es demoralizarnos, quitarnos nuestros derechos y destruir nuestra autoestima!

·        Hay ataques y despidos, pero también se utiliza el método del “por las buenas o por las malas”. Nos quieren hacer apetecible la así llamada "co-participación del personal", la cual en realidad debe atarnos a los intereses de los jefes de los consorcios e imponer la rebaja de salarios y quitar otros pagos. Pero, ¿por qué deberíamos conformarnos con el menor de los males o, en general, con empeoramientos?

·        A nivel mundial se intenta de todo para que los obreros se identifiquen con la política del consorcio. En Alemania los obreros de Opel debían llevar camisetas con la consigna "Nostros somos Opel"; en Brasil la consigna fue "Nosotros somos GM" y en Estados Unidos "¡Compren sólo productos norteamericanos!" ¡Pero no es importante dónde y para qué marca  trabajas! ¡No es importante lo que figura en tu camiseta! No importa si trabajas en General Motors, Toyota o Volkswagen – todos nosotros somos obreros y formamos un conjunto.

·        Ciertamente tuvimos éxitos en varias luchas. ¡Esto son éxitos y señales importantes! Aún así representamos en muchas cuestiones aún a una posición de minoria al nivel de la sociedad. Pero, ¿es por esto que estamos equivocados? ¡No! ¡Tenemos razón! Lo justo adquiere más fuerza y va a imponerse, porque los trabajadores no van a dejarse impedir eternamente de luchar por sus intereses justos! También las derrotas nos ponen más alerta y nos hacen más experimentados. El no temerle a las derrotas nos vuelve más fuertes y menos vulnerables.

·        Se nos cuenta a los trabajadores de la industria automotriz que el mantenimiento de la política de tráfico actual y el uso de motores de combustión interna sería a favor de nuestros puestos de trabajo. ¡Esto sólo es verdad pensando en la lógica de las ganancias! Es una cuestion de superviviencia para la humanidad vencer a la catástrofe climática. ¡Nunca antes en la historia hubo tan buenas condiciones para el cambio fundamental de la política de transportes y comunicaciones! Estas grandes conquistas implican la oportunidad de preservar puestos de trabajo e incluso crear puestos nuevos y prometedores. ¡Tenemos que luchar por la preservación del medio ambiente y nuestros puestos de trabajo a costa de las ganancias!

·        Los medios de comunicación desatan un bombardeo mostrando como inevitable la renuncia de los obreros. Pero nosotros no hemos causado esta crisis. Nosotros, los obreros, saldrémos como ganadores de la crisis, si superamos la división y el desconcierto y pasamos a la ofensiva.

El camino tomado por el último Consejo ha demostrado tener éxito. 22 delegaciones de Volkswagen y de General Motors se han comprometido en Cartas de Solidaridad internacionales a la solidaridad más alla de los países y lugares de producción y al apoyo mutuo. Estas cartas tomaron vida en el intercambio de informaciones explosivas, en visitas y deliberaciones mutuas de los obreros de un consorcio, en el respaldo mutuo en huelgas y luchas, en acciones de solidaridad más allá de las fronteras, en campañas mundiales, jornadas de acción y de huelga organizadas conjuntamente a nivel nacional o internacional. En medio de estas luchas, deliberaciones y de apoyo mutuo, el espíritu de las Cartas de Solidaridad se convirtió en fuerza física. Fueron pasos importantes, pero recién sólo algunos particulares! Estamos fuertemente decididos a continuar este camino de cooperación a nivel de consorcio y de ramo, ampliarlo e incluir a los obreros de otras empresas y ampliarlo al tema de la lucha contra la catástrofe global del medio ambiente.

Nunca antes las condiciones han sido tan buenas, los obreros tan productivos y bien formados, compuestos de manera internacionalista e informados mutuamente.Y nunca antes hemos tenido tanta conciencia sobre la necesidad de actuar juntos; nunca antes hemos tenido una relación de confianza y una coincidencia tan amplia respecto a reivindicaciones fundamentales para las cuales queremos luchar también a nivel internacional:

·        En vez de una rebaja de los salarios, lucha por un aumento de los salarios y del pago en el tiempo de aprendizaje – como los compañeros de VW Puebla en Mexico, de GM Sao Paulo en Brasil o de Seat en España pudieron lograrlo contra las amenazas de un cierre de la planta. ¡El mismo sueldo para el mismo trabajo al nivel de consorcio y al nivel mundial! ¡Hacemos nuestra propia cuenta de nuestras condiciones de trabajo y de la vida!  

·        Nuestra reinvidicación económica central es por las 30 horas semanales con plena compensación salarial. El trabajo a jornada reducida en casi cada país muestra que con la disminuación de los horarios laborales los puestos de trabajo pueden ser mantenidos y entonces también creados, y que se puede hacer algo contra el aumento del ritmo de trabajo. Pero eso no debe ser realizado sobre nuestras espaldas sino a costa del beneficio. ¡No al aumento de la jornada laboral, sea a través de la jornada cotidiana o a través del aumento de la edad de la jubilación! ¡Unión y respaldo con otros movimientos sociales!

·        La lucha por cada puesto de tabajo y de aprendizaje. ¡Cada puesto de trabajo vendido con una indemnización se le quita a un jóven! ¡Exigimos cero-despidos y tampoco aceptamos otras formas de aniquilación de puestos de trabajo!

·        ¡Trabajadores automotrices deben ponerse en primera fila en el movimiento del medio ambiente combativo! A través de la fuerza de la clase obrera mundial se puede y se tiene que imponer la preservación de puestos de trabajo, igual como la vuelta radical hacia la preservación del medio ambiente y las energías, transportes y tráfico regenerativos, a costa de las ganancias. Un participante español: „Si esos 93 milliones de autos no se pueden vender, pues nosotros, los trabajadores tenemos que hacer otras cosas, como los autos de cero-emisión, medios de transportes de masas y productos ecológicos no contaminantes.“

·        Mano a mano – jóvenes y mayores! El consejo de Trabajadores automotrices destacó la responsabilidad por la juventud trabajadora – protección de la juventud! Educarla para luchar! La juventud es especialmente rebelde, pero al mismo tiempo especialmente afectada por el desempleo y trabajo subcontratado. Reforzamos la moral que necesitan contra la división, mobbing y la amenaza fascista.

·        Nuestra situación como trabajadores automotrices marca también la vida de nuestras familias. Ganemos también a nuestras esposas y esposos, a nuestros hijos para nuestra lucha. Las mujeres y los niños representan un fuerte poder y son el futuro! Apoyemos al mismo tiempo la independencia, la igualdad de derechos y la liberación de la mujer en palabra y acción!

·        Pedimos y necesitamos derechos y libertades políticos. Reclamamos un derecho de huelga integral, legal y en todo aspecto. Necesitamos la posibilidad de actividades sindicalistas y políticas libres en las empresas, en vez de la vigilancia o condiciones indignas para el trabajo sindical, como en el caso de Hungria, donde se tuvo que fundar el sindicato en un autobus en un lugar de aparcamiento. Llevamos luto y estamos enojados sobre los asesinatos de sindicalistas en muchos países, sobre los despidos y las respresalias contra los trabajadores de Toyota en las Filipinas o sindicalistas en Brasil y contra el hecho de que en los EE.UU. se formen paramilitares para el asesinato de sindicalistas en Colombia. ¡Basta con el apoyo financiero para las fuerzas militares filipinas por parte de otros gobiernos!

·        Necesitamos sindicatos fuertes que sean organizaciones de lucha. Declaramos la lucha a toda versión de opresión del trabajo sindical. Fomentamos la base sindical combativa. Criticamos la política de colaboración de clases de los lideres sindicales que se entienden como la co-gerencia de las direcciones de los consorcios. Estas personas se encuentran al otro lado. Exigimos y apoyamos a un movimiento de crítica decidido en los sindicatos  ante las prácticas antidemocráticas por parte de la dirección del sindicato. Exigimos la suspensión de líderes reaccionarios del sindicato en los paises donde esto sea posible. No a la exclusión de revolucionarios, críticos de izquierda y luchadores por el socialismo de los sindicatos como en Alemania.

·        Buscamos, discutimos y luchamos por una alternativa social sin explotación y opresión. Nadie nos puede prohibir o impedir pensar más allá de este sistema capitalista. Nuestro consejo fue un ejemplo de cómo podría funcionar la convivencia socialista ¡lo productiva y disciplinada que fue nuestra cooperación de proletariado industrial internacional; lo creativo que fue la cultura de discusión democrática; lo grande que fue nuestra capacidad para resolver problemas; qué apasionante nuestra cultura y qué solidaridad irrompible!

·        ¡Estamos orgullosos de ser trabajadores! ¡Exigimos apreciación y el respeto social!

·        Formamos parte del movimiento internacional obrero – de los mineros combativos, trabajadores textiles, de los compañeros/as de la industria proveedora, los logísticos y de nuestros hermanos y hermanas, así como de todos los explotados y oprimidos del mundo.

El Consejo de Trabajadores Automotrices como un evento al margen de todo partido político e ideológicamente abierto señala el camino:

-        Sigamos avanzando en la creación de la unidad internacional de trabajadores!

-        Amplifiquemos las cartas de solidaridad a nivel de cada vez más consorcios. Realicémoslas cada vez más vivas. Mejoremos nuestra coordinación! ¡Organicemos visitas mutuas, fortalezcamos nuestro dominio de idiomas y convenzamos a cada vez más traductores/as en todas partes!

-        ¡Creemos nuevas, acutales, explosivas páginas web para millones de trabajadores automotrices!

-        Preparemos el próximo Consejo Internacional de Trabajadores Automotrices 2012 sobre una base internacionalmente más amplia mediante diferentes grupos de preparación en los diferentes paises.

¡Viva la solidaridad internacional! ¡Trabajadores del mundo, proletarios de todos los países – uníos!